12 de abril de 2012

Krtek. El topo que sobrevivió a la Guerra Fría



Autor y fuente: Leo-Chelny

La República Checa se despedía hace unos meses del que sin duda ha sido uno de sus artistas más reconocidos dentro y fuera del país, el polifacético Zdeněk Miler. Diseñador, guionista, director y, sobre todo, dibujante, Miler llegó a ser bautizado como el Walt Disney del Telón de Acero gracias a la fama internacional que le reportó su mayor creación, el topo Krtek.

Las aventuras de ese animal de negro pelaje, nariz respingona, grandes ojos y trazo sumamente sencillo fueron filmadas en unos 50 episodios que prácticamente han dado la vuelta al mundo, dando lugar a la edición de numerosos libros – traducidos a más de 20 idiomas – y a la proliferación del merchandising más variado – puzles, mochilas, peluches, etc. -, llegando incluso a decorar las siempre vistosas cup cakes, tan en boga últimamente por estos lares.

La primera peripecia de Krtek fue filmada en 1956 y respondía al encargo que recibiera Miler por parte del partido comunista – que entonces gobernaba la hoy extinta Checoslovaquia – para promocionar la industria textil del país, tomando como excusa una historia que, dirigida a los más pequeños, narraba el proceso de elaboración de un pantalón fabricado en lino.

Miler, que entonces trabajaba en un estudio cinematográfico y era ya un gran admirador de la obra de Walt Disney, comentó en más de una ocasión que había barajado no pocas ideas hasta dar con un animal que nunca hubiera sido dibujado por el genio norteamericano. La inspiración surgió cuando paseaba por uno de los parques de Praga y reparó, por casualidad, en la madriguera de un topo.

Así, una vez concebido y diseñado, Krtek protagonizó su primera aventura, acompañado por otros animales, en un film sonoro de tan sólo trece minutos. Sin embargo, la voluntad de Miler por hacer comprensible las peripecias de su personaje a todos los niños – independientemente de su nacionalidad -, llevó al dibujante checo a sustituir el lenguaje hablado por exclamaciones cortas que corrieron a cargo de sus propias hijas.

Esa decisión no pudo resultar más acertada, pues en pocos años el topo de grandes ojos logró traspasar sus fronteras más próximas y convertirse en uno de los personajes animados más queridos del Viejo Continente, lo que supone una trayectoria nada desdeñable para un dibujo animado nacido en plena Guerra Fría y bajo la égida comunista.


De hecho, son muchos los adultos europeos – incluso españoles, pues Krtek llegó a España en las postrimerías del franquismo – que recuerdan hoy a aquel topo vivaz, cuyas peripecias siempre se iniciaban con la salida de su madriguera.

No obstante, Krtek no se limitó a cultivar su fama en Europa, sino que logró captar la atención en países tan lejanos como China o India. No pasó lo mismo en Estados Unidos, aun a pesar de que la creación de Miler fomenta una actitud positiva frente al fracaso, una idea que tiene un fácil encaje con la perseverancia asociada al llamado sueño americano.

Sea como fuere, y aunque Mickey Mouse ocupe el podio de los dibujos animados más conocidos, Krtek forma ya parte de ese peculiar Olimpo habitado por los personajes que han poblado, y siguen poblando, la infancia de muchos niños. 


4 comentaris:

  1. Lo encontré hoy en youtube por pura casualidad y me encantó, y no soy un niño precisamente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, la verdad es que es un personaje encantador y entrañable, y creímos que era una buena idea dedicarle una entrada. Saludos y gracias por tu comentario :-)

      Eliminar
  2. Como podría conseguir todos los capítulos yo lo veía de niña ahora deceo mostrarle a mi hija

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola,
      No nos consta que las grandes superficies comerciales –El Corte Inglés, Fnac…-, vendan la serie. No obstante, donde sí podrías adquirirla es en Amazon, plataforma en la que sí se pueden hallar recopilaciones de la serie en formato DVD.
      Saludos :-)

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...